¡CUÍDATE CON
ACEITE MENDÍA!

Gracias a la aportación del aceite de oliva virgen y sus nutrientes, la dieta mediterránea es considerada una de las más saludables y equilibradas que existen. El aceite de oliva virgen extra es perfecto para aliñar ensaladas y verduras; potenciar el sabor de las carnes y los pescados a la brasa y para degustar su sabor en una rica tostada de pan. Un consumo frecuente de aceite de oliva virgen provoca beneficios para la salud y ayuda en la prevención de distintas enfermedades. Sin duda, el ‘oro líquido’ es uno de los productos más valorados que se producen en España.

¡EL ACEITE DE OLIVA VIRGEN
ES SALUD!


El aceite de oliva virgen extra tiene grandes beneficios para la salud. Es importante saber que contiene altos niveles de polifenoles, que son compuestos que producen las plantas y que contienen propiedades biológicas muy beneficiosas para la salud. Ejemplo de ello son su poder antiinflamatorio y antioxidante.

Reduce los niveles de colesterol.

Sirve para reducir el cociente
omega 6 / omega 3.

Mejora el tránsito intestinal y sirve contra el mal aliento.

El aceite de oliva se usa frecuentemente como protector gástrico.

Previene de la aparición de algunos tipos de cáncer por sus propiedades antibacterianas.

Mejora la piel. Contiene agentes antienvejecimiento y nutrientes.

Previene las enfermedades cardíacas: reduce el riesgo de enfermedades del corazón ya que tiene propiedades antiinflamatorias y mejora la función del revestimiento de los vasos sanguíneos.

Contiene grasas sanas, lo que puede ser beneficioso a la hora de quemar calorías, ya que acelera el metabolismo.

RESUELVE TUS DUDAS

¿Qué son los aceites de oliva vírgenes?

Los aceites de oliva vírgenes se clasifican de la siguiente manera, según su calidad:

  • 1. Aceite de oliva virgen extra: el de mayor calidad de toda la familia de los aceites de oliva.
  • 2. Aceite de oliva virgen: el segundo de mayor calidad de todos los aceites de oliva.
  • 3. Aceite de oliva virgen lampante: tiene tan baja calidad, que no es apto para el consumo humano.

¿Qué requisitos son necesarios para que un aceite se considere extra?

Debe cumplir dos condiciones:

  • 1- De carácter químico. Tiene que ver con el porcentaje de acidez. La condición es que sea menor o igual que 0,8º.
  • 2- De carácter organoléptico. Tiene que ver con el sabor y aroma. Se comprueba mediante cata.

    • En un panel de cata, la mediana del defecto debe ser cero (la mayoría de los catadores del panel no detecta ningún defecto), y la mediana del atributo frutado debe ser mayor que cero (significa que la mayoría de los catadores del panel detectan que el aceite es afrutado).


¿Cómo puede saber el consumidor
si el aceite tiene abundantes polifenoles?

AÑO
DE COSECHA


El aceite de la última cosecha producida es el idóneo. Esto es así porque los polifenoles se oxidan y se pierden rápidamente, y con el paso del tiempo se reduce significativamente su presencia.


AMARGO
Y PICANTE


El aceite de oliva virgen debe tener cierto sabor amargo y dejar un leve picor en la garganta. Los polifenoles dan al aceite ese sabor amargo debido a la oleuropeína, un polifenol exclusivo del aceite de oliva.



VERDE


Es importante que el aceite de oliva virgen sea de cosecha temprana. Cuanto más verde, mejor. Los aceites de cosechas más tardías suelen ser más dorados.


VIRGEN


El aceite de oliva tiene que ser virgen pues el proceso de refinado elimina la mayor parte de los polifenoles.


TE ACONSEJAMOS

1

Freír con aceite de oliva

La temperatura debe ser de entre 130 y 190ºC.
El objetivo es que al introducir el alimento se forme una costra o película que impida que el aceite penetre en el alimento y éste se cueza con su propio contenido de agua. Algunos alimentos no forman esta costra por lo que se suelen empanar, rebozar o hacer tempuras, previamente a la fritura.

 
2

Temperatura de fritura

El aceite de oliva no debe sobrepasar los 200ºC, pues a esta temperatura empiezan a descomponerse los ácidos grasos, es decir, a quemarse. La temperatura del aceite debe ser lo más estable durante la fritura. Por ejemplo, las patatas fritas necesitan mucho tiempo por su alto contenido en agua, y se recomienda freírlas a 130-150ºC.

3

Conservación del aceite para freír

Es importante que el aceite esté caliente cuando se introduzcan los alimentos para que el agua se evapore rápidamente. Después de usar el aceite para freír hay que filtrarlo. Las partículas que quedan en el aceite facilitan su descomposición. No hay que mezclar aceites ya usados con aceites nuevos. ¿Cuántas veces puedes usar el aceite de oliva para freír? Siempre que no haya humeado y siguiendo los anteriores consejos de conservación, se pueden reutilizar cuatro o cinco veces con aceite de oliva, según el Consejo Oleícola Internacional.

 
4

¿Sartén o freidora?

En la sartén se puede usar la cantidad de aceite en función de lo que se vaya a freír, y aunque no tiene termostato, mediante la regulación del fuego, y controlando que el aceite no humee, se pueden realizar frituras muy saludables. La freidora tiene la gran ventaja de que es muy cómoda de usar y dispone de un termostato para regular la temperatura de la fritura. ¡El gran problema de las freidoras es que necesitan una gran cantidad de aceite!

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad